Tomate cherry

Tomate “cherry”

En el tomate se dan muy distintos tamaños y el tomate cherry es la variedad más pequeña que se cultiva. No solo es una mera decoración en el plato, un buen tomate cherry ofrece un exquisito sabor tanto a platos calientes como fríos. El nombre de cherry (cereza en inglés) le viene dado por su tamaño y color que lo asemeja a este fruto. Su sabor es más dulce que el tomate tradicional y puede consumirse tanto crudo como cocinado.

Su tamaño habitual se encuentra entre los dos y los cinco centímetros. Pueden ser rojos, amarillos, verdes o negros. El origen de los tomates cherry se encuentra en México (en el siglo XV, aproximadamente). En Europa ya se conocían en el siglo XVI, curiosamente a Estados Unidos no llegaron hasta el siglo XX».

Tomate cherry pera

Tomate “cherry” pera

El tomate cherry pera es una variedad del tomate cherry. Por su forma alargada también se le conoce por el sobrenombre de dátil. Su sabor es aún más dulce que el tomate cherry clásico. Posee un balance entre azúcares y ácidos orgánicos perfecto. El cherry pera es apto para cualquier elaboración pero merece la pena probarlos con un poco de aceite y sal o simplemente solo. De un bocado es exquisito.

Su hábito de crecimiento es muy diverso. En su estado juvenil crece erguido y en su estadío adulto son decumbentes o semierguidas. Esto se debe a que el tallo no es lo suficientemente rígido como para soportar el peso de las hojas, ramas secundarias y frutos.

Cherry pera amarillo

Tomate “cherry” pera amarillo

Es una variedad del tomate cherry. Por su forma alargada y color se le conoce por tomate cherry pera amarillo. Se trata de una planta de tomate pequeña, compacta y visualmente muy atractiva.

En general el tomate cherry, de origen mexicano, es más pequeño. Necesita una temperatura de conservación más fría que el tomate común. Es ovalado y muy aromático.

El cherry pera amarillo es apto para cualquier elaboración. Pero merece la pena probarlos con un poco de aceite y sal. Simplemente solo, de un bocado es exquisito.

tomate cherry
tomate cherry pera
tomate cherry pera amarillo

Para una conservación óptima de cualquier tomate se recomienda una temperatura ambiente entre los 13 y los 18 ºC. La humedad relativa del aire debe ser de entre el 80 y el 95 %.

El tomate debe conservarse separado de otras frutas y verduras, ya que libera etileno. El etileno acelera el metabolismo de las frutas haciendo que maduren más rápido y se echen a perder antes.