Manzanas

Manzanas “de verruga”

El manzano es un árbol de la familia de las rosáceas. Esta familia incluye más de 2.000 especies de plantas herbáceas, arbustos y árboles distribuidos por regiones templadas de todo el mundo. Además del rosal que todos conocemos, muchas frutas europeas pertenecen a esta gran familia. Podría decirse que el cultivo de la manzana es tan antiguo como la humanidad, siendo el manzano el árbol frutal más cultivado a nivel mundial.

La manzana es una fruta muy completa, refrescante e hidratante. Un 85% de su composición es agua. Los azúcares, la mayor parte fructosa y en menor proporción, glucosa y sacarosa, de rápida asimilación en el organismo. Es una fuente discreta de vitaminas E y C, si la comemos cruda y con piel es útil para tratar el estreñimiento, ya que se aprovecha la fibra insoluble presente en la piel, que estimula la actividad intestinal. Igualmente, la manzana es una fruta muy rica en pectina, fibra soluble. Entre su contenido mineral sobresale el potasio.

Manzanas en el árbol

Las extraordinarias propiedades dietéticas que se le atribuyen a esta fruta se deben en gran medida a los elementos fitoquímicos que contiene, entre ellos, flavonoides y quercitina, con propiedades antioxidantes.