Que te salga nariz de pimiento o el efecto Arcimboldo

Giuseppe Arcimboldo nació en Milán en 1527. Donde con solo 22 años ya realizó con su padre Biagio Arcimboldo diversos trabajos para la catedral, de donde Biagio era el pintor.

Las cuatro estaciones Las Cuatro Estaciones.

En 1562 viajó a Praga invitado por el emperador Fernando I para convertirse en retratista de la corte. Pero no tardó en sobrepasar las funciones de su profesión para embarcarse en todo tipo de investigaciones, organizar eventos y aconsejar al emperador en diversas materias creativas.

Por petición de la casa imperial, realizó varias una serie de pinturas, variantes sobre un mismo tema, en los que combinaba elementos diversos para configurar rostros. Hay múltiples interpretaciones sobre estos curiosos cuadros.

También realizó obras reversibles, como “L´Ortolano”, en el que el menú vegetariano se convierte al darle la vuelta en un rostro.
L'Ortolano

Cuando el ejército sueco invadió Praga durante la Guerra de los Treinta Años, saquearon muchas pinturas de Arcimboldo que estaban en la colección de Rodolfo II. Estas se encuentran ahora repartidas por todo el mundo. En la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid se encuentra un cuadro de Arcimboldo: La Primavera, que formaba parte del grupo de las Cuatro Estaciones.

Las enigmáticas obras de Arcimboldo, fueron redescubiertas a principios del siglo pasado por artistas del movimiento surrealista como Salvador Dalí. Y lo reflejaron en algunas obras parecidas.

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Publicar comentario