Halloween ¿Calabazas o nabos?

Halloween

Sus raíces están vinculadas con la conmemoración celta del Samhain que es la festividad celta más importante y posteriormente con la festividad cristiana del Día de Todos los Santos.

La palabra «Halloween» es usada como tal por primera vez en el siglo XVI, y proviene de una variación escocesa de la expresión inglesa All Hallows’ Even (All Hallows’ Eve) que significa "víspera de todos los Santos". Los Papas Gregorio III y Gregorio IV intentaron suplantarla por la festividad cristiana del Día de Todos los Santos y definitivamente fue trasladada del 13 de mayo al 1 de noviembre.

LA LEYENDA


Cuenta la tradición que un irlandés llamado Jack con fama de tacaño, malévolo y borrachín (Stingy Jack/Jack el tacaño), se encontró con el diablo en una taberna y le invitó a tomar una copa. El diablo después de hablar un buen rato con el, se percató de la mala calaña de Jack le confesó quien era y le dijo que se lo iba a llevar al infierno. Llegó la hora de pagar y ninguno llevaba dinero así que Jack retó al diablo a que se convirtiera en una moneda para pagar las bebidas y demostrar así su poder. El diablo cumplió con su deseo pero Jack en vez de pagar la bebida puso la moneda en su bolsillo, junto a una cruz de plata para impedir que el diablo volviera a su forma original. El diablo suplicó para que lo liberara y le prometió que si lo hacía lo dejaría en paz, a lo que Jack accedió.

Pasado un tiempo, el diablo volvió a por Jack, pero este volvió a engañarle diciéndole que iría con el si le cortaba una manzana y se la diera como último alimento. Cuando el diablo se subió al árbol Jack marcó el signo de la cruz en la corteza para que el diablo no pudiera bajar y allí lo tuvo hasta que le prometió no molestarle hasta pasados diez años.

Jack murió antes de que transcurrieran los diez años y al haber sido tan mala persona, en el cielo le negaron el paso pero cuando intentó entrar en el infierno, el diablo no lo aceptó, ya que al no haber transcurrido los diez años no podía aceptar su alma. Por ello Jack fue condenado a vagar eternamente en la oscuridad entre las almas perdidas y para iluminar su camino llevaba una linterna hecha con un nabo hueco y una vela Jack O’Lantern ) Jack el de la linterna.

Cuando los irlandeses llegaron a América, descubrieron las calabazas que eran más grandes y fáciles de ahuecar, así que sustituyeron los nabos por calabazas.

Publicar comentario